13 de junio de 2015

Elisa Frente Al Mar – Clara Asunción García

Hay historias que solo piden las palabras justas para ser contadas, las cuales requieren envolturas de un tejido holgado para no aprisionar el arraigo de sus emociones. Hay historias que traspasan la piel sin salir de otra piel, que son traslúcidas para las miradas claras. Hay historias que no necesitan reinventar para desbordar personalidad, que retratan la vida sin renunciar a ningún color. Una de esas historias es Elisa Frente Al Mar, una obra que invita a sumergirnos en las corrientes de la intimidad al ritmo que marcan las mareas, ocultando y dejando ver su fondo de forma periódica. Su carácter cercano destila una melancolía vibrante que, junto a un estilo directo, conforma un relato conmovedor y cautivador.

La novela está firmada por Clara Asunción García, quien se dio a conocer en el año 2011 con la novela El Primer Caso De Cate Maynes, que combina el género policiaco con dosis de sexo y sarcasmo, extendida por una segunda parte titulada Los Hilos Del Destino en 2014. Entre medias de las andanzas de la detective Maynes, la autora publica dos aventuras de mayor calado sentimental tales como La Perfección Del Silencio y Elisa Frente Al Mar. Cabe destacar que esta última ha traspasado fronteras, siendo recientemente traducida al francés como Face À La Mer. Además, la escritora ilicitana cuenta con una buena colección de relatos seleccionados en recopilatorios junto a otros autores consagrados donde demuestra su versatilidad con la pluma.

De esta forma, Elisa Frente Al Mar nos transporta a un faro sobre un acantilado sinuoso donde el viento susurra recuerdos y los funde sucesivamente con el presente de Valeria, Elisa y Nuria. La trama principal se centra en la evolución de la relación amorosa entre estas dos últimas, el descubrimiento de su sexualidad, los prejuicios de la sociedad, el sexo cándido, la aceptación y el rechazo de uno mismo, los miedos que conducen hacia la autodestrucción y la nostalgia imperecedera. Cercana a Nuria se encuentra Valeria, quien se erige como su particular voz de la conciencia, acicate ante sus dudas, paño de lágrimas ante los desengaños, pero sobre todo fiel amiga. La desgracia de un entorno familiar violento se cierne sobre ella y su relación con Nacho, lo cual agrava la debilidad de Nuria.

Una de las principales virtudes que posee la novela es la de despertar la convicción de la existencia del amor verdadero, mediante las vivencias e incuestionables reflexiones de sus personajes, bajo un punto de vista no superficial. Es la elaborada psicología de los personajes, el nivel de profundidad al que se invita al lector a ser partícipe, el que logra ese punto de credibilidad y coherencia. El enamoramiento, rozando la obsesión, de Nuria por Elisa y su sentimiento de culpa ante el trágico destino de Valeria personifica el alcance intimista de la obra, reforzado por el hecho de ser esta la narradora de la trama.

Encontrar raciocinio en el amor, qué estúpida. ¿De qué está hecha la luz cuando incide sobre una gota de rocío? ¿Qué nombre recibe? No hay un nombre para algo así.
Sí, hoy he reconocido seguir enamorada de esta mujer, Elisa, pero, ¿es real o fruto de un anhelo agazapado durante años? ¿Qué siento ante sus palabras? ¿Miedo a una nueva decepción? ¿Ha logrado, por fin, esta Elisa madura, romper el espejo? Ya no es una adolescente; ya no tiene veinticinco años. Ha tomado decisiones y sé ahora que algunas de ellas la han conducido hasta aquí. Sí, me confieso aún enamorada, pero, enamorada, ¿de quién? ¿De la idea de Elisa, más que de la verdadera Elisa? ¿De la Elisa que he guardado dentro de mí todo este tiempo con avaricia y rencor? ¿La amo? ¿O lo confundo con añoranza, con una construcción quimérica que lleva su nombre?

Otra de las gratas sorpresas de Elisa Frente Al Mar es su estilo narrativo, al alternar vivencias del pasado con las del presente de una manera no convencional y sólida. Su estructura se podría comparar a abrir las capas de una cebolla hasta llegar a su corazón. Y es que el entramado principal queda expuesto en los primeros capítulos, pero, prescindiendo de cualquier tipo de linealidad de los acontecimientos en las dos líneas temporales, tiene lugar un progresivo enriquecimiento argumental que relativiza de manera magistral la reiteración de ciertos pasajes, convirtiendo a cada vuelta de tuerca en indispensable. La escritura empleada es accesible, forjando un ritmo ágil y consistente con la temática, aunque hay espacio para citas memorables.

Acepto la enfermedad, acepto la catástrofe natural, el azar mal dado. No acepto la mano del hombre”.

¿En qué está pensando esta tía? Llevar la goma de las bragas apretada tiene sus consecuencias, alguien debería decírselo”.


Por tanto, partiendo de una temática que pudiera parecer anodina, Elisa Frente Al Mar brilla de manera singular hasta permanecer reluciente en la retina del lector. La humedad de sus marejadas y tormentas es de la que cala con o sin chubasquero. A pesar de haber atinado con la extensión y dejar entrever ciertas tramas elididas, es una verdadera lástima que el libro se devore en un suspiro. Seguro que en breve nos lanzaremos a destripar otros de su autora.



----------------------------------------------
Ficha Técnica:
Título: Elisa Frente Al Mar.
Autor: Clara Asunción García.
Páginas: 216.
Editado por: Autoeditado.
Año de publicación: 2013.
Comprar
Web

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada