21 de abril de 2016

La Palabra

Buscaba una palabra, aquella que encajara a la perfección en su boca, aquella que se derritiera en sus labios al pronunciarla, la que se hiciera eterna envuelta en tinta. Al terminar la última entrada del diccionario, claudicó en su empeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada