16 de abril de 2016

El Comienzo

Al terminar los remates del majestuoso tejado, la construcción se vino abajo. No se molestó en buscar supervivientes, ni en salvar pedazos valiosos de entre los escombros. Mientras huía con disimulo tomó la determinación de que la próxima vez comenzaría por los cimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada